El Nevado de Colima – Ad astra per Aspera

El Nevado de Colima – Ad astra per Aspera

El Nevado de Colima es un lugar que no deja de ser una gran experiencia cada vez que lo visitas, en especial su cumbre. El sábado 14 de abril de 2018, estuve en el Pico Norte con una excelente compañía.  Luis, Mafer y mi Golden Retriever Nala 🙂

La primer vez que visité El Parque Nacional Nevado de Colima fue en el 2006, un día nevado y casualmente mi cumpleaños. Desde entonces he vuelto en varias ocasiones y creo que no ha habido una sola donde no me lleve un asombroso recuerdo conmigo. Como aquella vez que disfruté de un rico a asado a 3,800 MSNM

Asi que cuando se presenta la oportunidad de visitarlo, hago lo posible por regresar una vez más. En esta ocasión fui en compañía de mi amigo Luis, a quien conozco de mi trabajo, su novia Mafer y Nala.

Advertisements

El Nevado de Colima – Hay que ir preparado

La vez anterior que visité El Nevado de Colima, nos agarró la noche. Asi que en esta ocasión estuve muy atento del tiempo. Estacionamos antes de la caseta de La Calle de Dios y caminamos hasta Las Antenas, es una caminata rapida, muy disfrutable y en el camino te puedes encontrar con una que otra banca para descansar.

No se que tan común sea pero me sorprendió encontrar hielo y escarcha en esta época. Levantar la vista y encontrate con el Volcan de Fuego es sin duda uno de  las experiencias más memorables de mi vida.

Disfrutamos la vista desde Las Antenas, El Volcán de Fuego y el Picacho se ven muy bien desde este punto. Considerando la hora, decidimos que continuar hasta cumbre. Rumbo al Picacho, nos encontramos con otro grupo bastante grande, cumplió años ese día y decidió celebrarlo allá arriba en compañía de sus amigos. Way to go! Entre ellos iba Zapata, un border collie que congenio muy bien con Nala.

Practicamente todo el lado Oeste del picacho de El Nevado de Colima es una playa de arena volcanica que topa con paredes de piedra, asi que rodeamos la cumbre hacia el sur hasta darle tres cuartos de vuelta donde encontramos un lugar adecuado para subir.

Cuando subí Cerro Viejo por San Miguel Cuyutlán recorrí 12.8 km para llegar a la cumbre y fue cansado pero creeme. Llegar a la Cumbre de El Nevado de Colima fue aun más un gran esfuerzo pero rindió frutos. Aproximadamente a las 16:00 llegamos a la cumbre. Fue una muy agradable sorpresa encontrar que en esta ocasión el Patronato de El Nevado de Colima colocó nuevamente un libro de visitas 🙂

Tengo un pequeño ritual, una tradición en el sendero. Una vez que llegó al final de la ruta, me gusta sentarme a comer, es como una pequeña comida de celebración. Nada complejo o lujoso, simplemente elijo algo que sea practico para la situación y que me gustamucho y me relajo antes de emprender el regreso. Ya que prender una fogata no sería practico, por lo regular preparo Tortilla de Patata, me encanta, es practica y sabe rica recién hecha o fría.

¡Un banquete a 4,227 MSNM!

This slideshow requires JavaScript.

Leave a Comment

Scroll Up