Indice de la serie: ¿y ahora cual vemos?

  1. Ópera Prima
  2. Nockmaar, Oz y Fantasia
  3. Placeres Culposos
  4. Roman Polansky

… o son tan malas que son buenas

Estoy seguro que más de uno de ustedes ha pasado por esto, ver una película tan chafa que al final acabaron disfrutándola.   Probablemente sea que te mantuvo entretenido el estar criticándola o botado de la risa por las actuaciones, errores en la trama o la continuidad.

En general estas películas es mejor acompañarlas con un buen grupo de amigos y una cantidad apropiada de cervezas pero particularmente para las siguientes recomendaciones, será mejor que también prescindan de la compañía femenina o aguanten la carrilla  🙂

En fin, no olviden comentar qué películas que han visto consideran su placer culposo.

Blood Diner (1987) – Jackie Kong

Una comedia de humor negro; todo gira alrededor de un diner donde los dueños están tratando de resucitar a una antigua diosa para lo cual necesitan partes humanas de repuesto 🙂 Amén, una imagen dice más que mil palabras… en este caso un trailer.

Lo advertí al principio del post, la película es cheesy, sangrienta y llena de clichés… can’t miss it 🙂

Burial Ground: The Nights of Terror (1981) – Andrea Bianchi

¡Ah! El cine de zombies… un género tan explorado y tan explotado. Esta película en particular se considera de culto pero no por agregar algo nuevo al cine de zombies, mas bien por lo chafa de la producción y una escena de incesto, amén como dije no esperen una gran trama pero disfrutarán de criticar y reirse de este mórbido ejemplar del cine italiano de zombies.

Redneck Zombies (1987) – Pericles Lewnes

Esta película es distribuida por Troma Entertainment quien entre otras “joyas” ha traído a este continente la producción alemana “El condón asesino“. Con eso en mente imaginen lo que les espera de “Redneck Zombies”.

Sin muchas complicaciones, la historia trata de un grupo de rednecks de Maryland cuya destilería ilegal es contaminada por un tambo de desechos radiactivos y por supuesto en vez de morir envenenados, sucede que se convierten en zombies… claro… hambrientos de carne humana.

Como ya vieron y si es que se animan a ver esta joya del cine clasificación Z, los espera mucho gore, pésimas actuaciones y efectos especiales de bajo presupuesto, además de un guión incoherente y muchos pero muchos clichés. Curiosamente, este film tiene un número suficiente de seguidores como para ameritar una edición especial de su vigesimo aniversario ¿quien lo diría?

Comments